Manicura Rusa, cómo se hace, paso a paso

Quizás acabas de escucharlo y aún te estás preguntando si te han tomado el pelo. Nada de eso. La manicura rusa es una nueva técnica llegada directamente de Rusia, donde son especialistas en el cuidado de las uñas, el esculpido y el nail art.

Hay expertos manicuristas rusos que hacen verdaderas obras de arte con las uñas, y por eso, tenemos claro que en la web especializada en manicura no podía faltar esta técnica tan novedosa y espectacular.

Manicura Rusa

Pero, ¿Qué es la manicura rusa?

Hacer las uñas al modo ruso es una manera de tratar las uñas que combina la delicadeza con la durabilidad, y de ahí que haya causado sensación en los últimos tiempos. El acabado es limpio, perfecto y único, y además, dura más que la manicura convencional.

La técnica consiste en retirar las cutículas y preparar la uña natural con un torno eléctrico. Para realizar esta técnica has de ser muy profesional en la materia, porque cualquier pequeño fallo podría no resultar como debería. La manicurista debe de ser una gran experta en la materia, porque de no ser así. se pueden causar daños y heridas en la piel.

Ventajas de la manicura rusa

Es mucho más precisa que la manicura convencional. Precisamente por esa precisión recomendamos que la realices en un centro especializado en manicura rusa, porque las personas que la realicen deberían ser muy expertas, y tener la destreza de ablandar y cortar la cutícula sin producir heridas o daños.

Como la zona de la cutícula queda más limpia y perfecta, la manicura durará más tiempo.

La forma en que después se aplique el color de las uñas es indiferente, porque puede ser manicura rusa con esmaltado tradicional, uñas esculpidas o esmaltado permanente. Lo interesante de esta técnica es que apura las cutículas al máximo con una técnica impecable.

Gracias a que la uña queda completamente limpia de cutícula, el esmaltado o nail art se adhiere mucho mejor a la uña, y durará más tiempo impecable.